La medicina predictiva llama a la puerta

5d0206d278d12723d446a0301926e7170c1fc202.jpeg
5d0206d278d12723d446a0301926e7170c1fc202.jpeg

Este año cumplo 20 años como periodista especializado en salud. Un aniversario que me ha hecho plantearme muchas preguntas sobre mi profesión y sobre los avances que he vivido -y que he podido contar- en estas dos décadas.

Uno de los aspectos que más me ha llamado la atención es que varios de los primeros recuerdos de mi vida están relacionados con la ciencia: mi madre es investigadora y me llevaba a la Ciudad Universitaria de Madrid, al animalario de lo que entonces se llamaba Junta de Energía Nuclear y hoy es el Ciemat, el Centro de Investigaciones Energéticas, Mediambientales y Tecnológicas.

Posteriormente, mi madre colaboró en la investigación y el desarrollo de los anticuerpos monoclonales y en la terapia génica. Han tenido que pasar muchos años para que estos tratamientos sean realidades que llegan a la clínica y permitan tratar a pacientes. Para mí, ha sido fascinante ver cómo temas de los que hablábamos en casa se presentaban finalmente en congresos internacionales. Y yo estaba allí para verlo e informar a los lectores, ya fueran público en general, médicos o farmacéuticos.

Una de las principales tendencias actuales en biomedicina es la denominada medicina predictiva, que permite la identificación de personas sanas con predisposición a desarrollar determinadas enfermedades. Los avances en el manejo de millones de datos (el famoso Big Data) está permitiendo mejores análisis genéticos, que permiten analizar los factores de riesgo y, con la colaboración de un equipo multidisciplinar de profesionales sanitarios, implantar programas de prevención.

Está siendo un presente fascinante en este campo. Y se avecina un futuro prometedor. Espero poder seguir escribiendo sobre este tema los próximos años. Y, cuando dentro de 20 años vuelva a mirar atrás, sentir el mismo asombro que tenía aquel niño en 1976 mirando los animales del animalario de la Ciudad Universitaria de Madrid y que jamás imaginó que aquella investigación en fase pre-clínica acabaría beneficiando a millones de pacientes en todo el mundo.

Javier Granda Revilla
Periodista freelance especializado en salud
Vocal de la Junta Directiva de la Asociación Nacional de Informadores de Salud
Profesor de Comunicación Científica en el Máster ESAME en la facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona

Comentarios

  • Ningun comentario disponible

Añadir comentario

Este sitio usa cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación, que aceptas, al acceder a la web y navegar o si marcas ACEPTO Puedes desactivarlas y saber más consultando nuestra Política de Cookies

Este sitio usa cookies (ficheros que se instalan en el dispositivo desde el que el usuario navega y que registran información de navegación del usuario), propias y de terceros con el fin de obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si marca ACEPTO o continúa navegando por el Portal acepta que PROMETUM SPAIN S.L.U. pueda alojar y utilizar este tipo de cookies. Para saber más, consulte nuestra Política de Cookies donde además encontrará información para desactivar/activar las cookies del navegador. ACEPTO